Archivo de la categoría: Curiosidades

Consideraciones acerca de los nuevos medios


DEFINICION DE NUEVOS MEDIOS

Lev Manovich

   Al habar de “nuevos medios”, se hace referencia a todos aquellos elementos que conforman el medio digital, incluida su organización y su lógica; es posible entonces, por nombrar algunos, decir que Internet, Sitios Web, Productos multimedia, Videos de computador, CD-Roms y DVD, Realidad Virtual, etc., son nuevos medios, no sólo por estar estructurados a partir de nuevas tecnologías, sino también por compartir ciertas características especificas de las que pasaremos a describir a continuació.

    La evolución a través de la historia de los medios de comunicación siempre ha buscado sistematizar la información y generar lenguajes de fácil acceso en los que la gran mayoría de personas se convirtieran en receptores de mensajes que ayuden a construir una sociedad mejor estructurada en cuanto a la comunicación; dicha búsqueda ha llevado al hombre a encontrarse actualmente con el medio más cambiante y, tal vez, de mayor impacto en la historia de la comunicación, el computador, la máquina que revolucionó el análisis, el almacenamiento, el acceso, la reproducción y la creación de datos; gracias a los grandes avances tecnológicos, el mundo visual tomo nuevas formas a partir de la conversión de información, de cualquier tipo, en datos numéricos analizados y transformados por los nuevos medios. De igual manera, antes de lograr el desarrollo de los medios a dicho nivel, el hombre ya se encontraba en una sociedad mediática, es decir, una sociedad dirigida por los medios masivos de comunicación donde primaban los medios impresos y los medios audiovisuales como el cine y la televisión, pero la evolución de dichos medios junto con el procesamiento de datos generaron la actual sociedad de masas. La información es codificada en el lenguaje de los nuevos medios (código binario) y entregada a aquellos que pasaron de ser receptores a usuarios y más adelante a co-autores de dichos medios. Es importante entonces, describir los principios que rigen los nuevos medios para continuar con sus efectos directos sobre las sociedades actuales:

1. Representación Numérica: todos los objetos de los nuevos medios, y al hacer referencia a “objetos”, se habla de cualquier producto de los nuevos medios, están compuestos por un código digital, es decir, son representaciones numéricas, lo cual presenta 2 características claves:
· Los objetos de los nuevos medios pueden describirse formalmente (matemáticamente), por ejemplo, una imagen o una forma se puede describir mediante una función matemática.
· Los objetos de los nuevos medios están sujetos a manipulación algorítmica, es decir, si se aplica el algoritmo apropiado a una imagen, puede ser eliminado el “ruido” que en ella hay; lo cual hace posible decir que los objetos de los nuevos medio son programables.

2. Modularidad: los objetos de los nuevos medios, sean imágenes, formas, sonidos o comportamientos, son representados como una colección de elementos separados (pixels, polígonos, caracteres, scripts). Estos objetos son ensamblados en objetos a mayor escala pero mantienen su identidad y, a su vez, pueden ser combinados en nuevos objetos sin perder su independencia. Un objeto de los nuevos medios está formado por partes independientes, las cuales están formadas por partes menores también independientes.

3. Automatización: la representación numérica y la modularidad permiten automatizar muchas operaciones en la creación, manipulación y acceso de objetos mediáticos.

4. Variabilidad: otros términos que se usan en relación con los nuevos medios y que pueden utilizarse en vez de “variables”, son “mutables” y “fluidos”. Los nuevos medios pueden tener muchas versiones diferentes, a diferencia de los viejos medios cuyas copias son siempre idénticas al original. El principio de variabilidad está altamente conectado al de automatización, pero tampoco sería posible sin el principio de modularidad. Los nuevos medios se dan de acuerdo a las características y necesidades del usuario; la versión personalizada que se genera en respuesta a los datos que el usuario introduce al sistema es entregada casi inmediatamente.

5. Transcodificación: transcodificar algo es traducirlo o convertirlo a otro formato, así, las categorías culturales y los conceptos son sustituidos, en el nivel de significado y/o lenguaje, por nuevos conceptos y categorías que se derivan da las características del lenguaje del computador.

Fuente:

http://www.amphibia.com.ar/el-lenguaje-de-los-nuevos-medios-de-comunicacion-parte-i/ 

Otros Links de interes:

http://www.slideshare.net/mbertransu/pac1-qu-son-los-nuevos-medios-lev-manovich 

(¿Qué son los nuevos medios? Lev Manovich)

http://encina.pntic.mec.es/jarv0000/lenguaje.htm

(Lenguaje Nuevos medios)

http://manuelgross.bligoo.com/content/view/633589/Las-6-claves-de-un-efectivo-proceso-de-persuasion.html#content-top 

(6 claves para una persuación efectiva)

http://manuelgross.bligoo.com/content/view/640702/La-comunicacion-digital-Internet-como-nuevo-medio.html 

(Comunicación digital; internet como nuevo medio)

http://web.jet.es/inforpesca/concepto.htm 

(concepto de Peridistmo digital)

Anuncios

Desmontando los mitos de la multitarea


Otro artículo más que interesante de El Caparazón.

Me llamaba la atención este fin de semana un artículo en Psychology Today acerca de lo que llaman, como lo hemos hecho aquí anteriormente, el “mito” de la multitarea.

Parecen multitarea los adolescentes, dicen que las mujeres :) e incluso, las personas conectadas nos enorgullecemos a veces de serlo: hablamos por móvil, enviamos un mail, leemos una carta y tomamos notas, todo al mismo tiempo, o eso creemos.

¿Por qué realizamos varias tareas a la vez? ¿Cómo podemos lograr hacer tantas tareas? Nos creemos modelos de productividad y eficiencia por conseguir hacer tanto y encima a la vez…pero existe un problema:  la multitarea es un mito, surgido según los autores, en la era industrial para que la gente estresada se sintiera productiva y eficiente.


Entender la multitarea

La multitarea implica participar en dos tareas al mismo tiempo. Y eso solo es posible si se cumplen dos condiciones: mid-03_Guadalinex_es_multitarea.ogg

1) al menos una de las tareas está tan bien aprendida que es automática, es decir, no requiere atención o pensamiento para desempeñarla (por ejemplo, caminar o comer) y,

2) ambas requieren diferentes tipos de procesamiento cerebral. Por ejemplo, podemos leer eficazmente mientras escuchamos música clásica, porque la comprensión de lectura y la música instrumental se procesan en diferentes partes del cerebro. Sin embargo, la capacidad de retener información durante la lectura disminuye al escuchar música con letra porque ambas tareas requieren la activación del mismo centro del lenguaje.


Tareas en serie

Lo que llamamos multitarea son en realidad tareas en serie. En lugar de realizar tareas simultáneas, lo que hacemos es pasar de una tarea a otra, en rápida sucesión. Por ejemplo, cambiamos de la conversación telefónica a un documento en la pantalla y de ahí a un mail, y creemos que lo hacemos al mismo tiempo, pero no es así.


Investigación

Ni siquiera, además, somos más eficientes si trabajamos así: una investigación publicada en la web de la American Psychological Association (APA) concluye que la multitarea no mejora la calidad de lo que trabajamos. De hecho, cuando pasamos el enfoque de una tarea a otra, la transición no es ni rápida ni suave. En cambio, hay un lapso de tiempo durante el cual el cerebro tiene que acomodarse, un cambio que, aunque lo sentimos instantáneo, lleva tiempo.  De hecho, el tiempo total es 40% que si nos centramos en una sola tarea compleja.

Un artículo reciente publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) por tres investigadores de la Universidad de Stanford ofrece quizás el resultado más sorprendente: los que se consideran grandes “multitaskers”, de hecho, son los peores. Los que se calificaron como “multitasker intensivos” cometieron más errores, podían recordar menos elementos y necesitaron más tiempo para completar una serie de tareas análogas que los que se autocalificaron como multitaskers ocasionales. El coautor del estudio de PNAS, Clifford Nass, lo interpreta del siguiente modo:  “El descubrimiento sorprendente de esta investigación está en que el multitasker frecuente hace mal todo lo que sería necesario para la multitarea.”  Nass llegó a la conclusión de que esta diferencia parece deberse a la incapacidad de obviar la información pasada, que ya no es pertinente, de la tarea anterior.

Aunque el estudio presenta problemas de generalización, siendo válido con población universitaria pero estando sin probar en población general, otra investigación que se describe en un artículo de Wired y que implica actividades normales, ha informado que los niños obtienen peores resultados en sus tareas si al mismo tiempo ven la televisión; y los empleados muestran una mayor productividad cuando no comprueban su correo electrónico con frecuencia. Así que también parece que existe considerable evidencia fuera del laboratorio.

Además Nass reconoce la posibilidad de que futuras pruebas de cognición superiores descubran los beneficios de ​​la multitarea (aquí publicamos algunas evidencias sobre sus beneficios), en coherencia con algunas evidencias recientes de que nuestros cerebros podrían estar evolucionando, adaptándose a la abundancia informativa que vivimos.

 

* Ha colaborado en la redacción del artículo: Gabriela Fretes Torruella.

Imagen: By guadalinex (http://www.guadalinex.org/)

 


Regulación en Internet: un nuevo proyecto en escena


Por Macarena Pereyra Rozas

El Diputado Nacional Federico Pinedo presentó el 22 de febrero del corriente el Proyecto de Ley 8793-D-2010 que tiene por objeto la regulación de contenidos en la Web a través de la imposición de responsabilidades a los Proveedores de Servicios en Internet (ISP), haciéndolos responsables por la transmisión de contenidos propios o retransmisión de contenidos de terceros bajo determinadas circunstancias. Anteriormente tanto el Senador Capitanich, en 2006, como el Senador Jenefes, en 2009, presentaron proyectos de ley con diferentes alcances que finalmente no fueron aprobados.

Ahora bien, tiempo atrás hemos analizado los otros proyectos de ley y manifestado opinión sobre la necesidad de pautas claras para los actores en Internet. El presente proyecto tiene diez artículos en los que básicamente se apunta a la asignación de criterios de responsabilidad subjetiva a los ISP y el establecimiento del criterio de notificación judicial como concepto de “conocimiento efectivo” para la baja o bloqueo de contenidos y la asignación de responsabilidad.

De este modo se fija como primer criterio que no se responde por contenidos de terceros con un criterio de responsabilidad objetiva fundado en la concepción de que Internet puede ser una actividad riesgosa o con alta potencialidad de daño, sino que se responde bajo un criterio de responsabilidad subjetiva basado en la responsabilidad por los actos propios o de terceros a partir de la toma de conocimiento de la existencia de un contenido dañoso.

El proyecto tiene varias cuestiones a analizar, pero únicamente nos concentraremos en aquella que regula la responsabilidad de los actores en Internet.

En relación a este punto disentimos con la equiparación de proveedores de acceso y facilitadores de interconexión con los demás proveedores de servicios detallados en el Art. 1° del proyecto, a los efectos de la asignación de responsabilidad del Art. 2°, aun cuando dicha responsabilidad rija a partir del dictado de una resolución judicial. Esto, toda vez que en virtud de lo establecido en las Leyes 25.326 y 26.388 el control de la información que sus clientes almacenan podría, en principio, violar los principios consagrados en estas normas, no pareciendo ser este el espíritu del proyecto que se analiza.

Consideramos, asimismo, importante mencionar que requiere una lectura armonizada de todo el cuerpo normativo propuesto para no caer en interpretaciones desintegradas que lleven a condenar a los buscadores de contenidos por los resultados que arrojen las búsquedas.

El Art. 5º propone que “Los Proveedores de Servicios de Internet serán responsables por la transmisión o retransmisión de contenidos generados por terceros exclusivamente cuando los propios Proveedores de Servicios de Internet sean quienes originen dicha transmisión o retransmisión, o cuando modifiquen o seleccionen los contenidos y/o seleccionen a los destinatarios de la información transmitida o retransmitida”. Si se analiza de modo aislado esto podríamos pensar que los motores de búsqueda podrían ser responsables por los contenidos de los sitios de terceros que arrojen dichas búsquedas.

Ahora bien, si el texto es armonizado con el contenido de los Arts. 6° y 7° la conclusión necesaria es que solo serán responsables a partir de la notificación del dictado de alguna de las medidas cautelares previstas en el Art. 231° y siguientes del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Entiendo que en este punto debería aclararse el alcance del Art. 5° para evitar resoluciones judiciales que vayan en contrario de lo que pareciera ser el sentido de los dos artículos que le siguen. En este mismo sentido, también corresponde cuestionarse el alcance de la responsabilidad asignada a los IPS cuando sean notificados del dictado de alguna de las medidas cautelares por parte de algún tribunal competente.

Si bien el texto es claro en cuanto a que los ISP solo serán responsables a partir de la “toma de conocimiento efectivo” del dictado de alguna medida de prueba anticipada o cautelar, lo que no queda despejado es si dicha responsabilidad se asigna a futuro por el no cumplimiento de la medida dictada, por la reiteración de la conducta en el futuro o si a partir de dicha toma de conocimiento efectivo serán responsables por los contenidos existentes a dicha fecha y a partir de la misma.

Como se debatió en su momento en los fallos dictados en los casos “Rodríguez, María Belén C/ Google Inc. y otro” y en “Da Cunha, Virginia C/ Yahoo de Argentina y otro” el tema de la responsabilidad de los ISP tiene varias aristas a analizar y las decisiones judiciales recaídas han sido diferentes en uno y otro caso, por lo que al regular sobre estos aspectos se deben tener en cuenta los que generaron las decisiones judiciales contradictorias. En ellos uno de los temas de discusión se centró en el momento de la toma de conocimiento de la existencia de contenido dañoso para una persona en determinados sitios webs y que eran indexados por los motores de búsqueda.

Como analizamos en su oportunidad este tema era vital dado que consideramos que no se puede delegar en particulares la decisión de eliminar o bloquear contenidos en Internet salvo que los mismos fueren manifiestamente ilegales (pornografía infantil, por eje.), porque se corre el riesgo de generar conductas de autocensura contrarias al espíritu propio de Internet y a derechos y garantías constitucionales, como la libertad de expresión y la de acceso a la información.

El proyecto aclara que solo se considerara toma de conocimiento a una notificación judicial, punto en el cual coincidimos. Ahora bien, lo que no queda del todo claro es si la asignación de responsabilidad se dará por los contenidos existentes a la fecha de la notificación o solo será por aquellos que se generen a futuro, y en dicho caso no aclara cuales serán los mecanismos para asignar la responsabilidad por los mismos.

¿En qué sentido? En el sentido que, en las sentencias judiciales dictadas en primera instancia en los fallos conocidos como “las modelos contra los buscadores”, otra de las críticas que se le realizó a las medidas cautelares y sentencias de primera instancia dictadas era que se delegaba en el buscador o en el ISP la determinación del contenido dañoso y de los sitios que producían daño y debían ser bloqueados, generando incertidumbre en quién debía cumplir la manda judicial por la indeterminación del alcance que si eran cumplidas literalmente podrían causar la eliminación total de la indexación del nombre de cierta persona de todos los sitios web (incluso aquel que fuera de titularidad de quien demande), no solo de aquellos que causaren daño o, por el contrario, podría generarse causal de incumplimiento de la manda judicial por haber considerado que determinado contenido no era dañoso.

Esto, toda vez que las sentencias dictadas en los casos de las modelos dispusieron sentencias de condena, disponiendo la eliminación definitiva de las vinculaciones del nombre, imagen y fotografías de las demandantes en relación a los sitios web de contenido sexual, erótico y/o pornográfico.

Resulta interesante, también, la obligación impuesta en el Art. 8° a los ISP de modo de ofrecer a las personas un mecanismo de comunicación ágil que tenga por efecto generar otro más eficiente para evitar contiendas judiciales.

Sera cuestión de tiempo la valoración sobre la eficacia de la medida pero, en principio, apela a la comunicación, al dialogo y al establecimiento de mecanismos agiles para que una persona que se considera afectada por algún contenido en la Red tenga un modo de contactarse para realizar su reclamo y, si el mismo es fundado, probablemente evite que el reclamo se dirima en Tribunales.

 

Fuente original: Carranza Torres & Asociados


Un link al Caos organizado


En esta ocasión, quiero compartir con ustedes un interesante artículo del blog El Caparazón de Dolors Reig.

Lo que más me llama la atención es, más allá de la innovación constante de Google con respecto a la interconexión de los espacios en la Web, es la posibilidad de que esa interconexión se convierta en un Entorno Personal de Aprendizaje (PLE). De las teorías del Caos, se vuelve a la organización del espacio. ¿Qué sentido predomina en la organización Web? ¿Cómo se segmenta, preferentemente, lo que sucede en Internet?

El título de este post, claramente puede ser tomado como un oximirón, pero eso está puesto a discusión.

Hablábamos de Internet como Medio, o como otra cosa. Hay mucho para tener en cuenta… La seguimos en clase!

 

Desvelado el secreto de Google: un botón para votar los resultados o la madurez de la web social

Posted: 30 Mar 2011 11:53 PM PDT

Hablábamos hace pocos días de Google Circles, desmintiendo que se tratara de una nueva red social. Hace unas horas se lanzaba la “novedad”, muy parecida a lo que avanzábamos entonces, correspondiente a una etapa de madurez, de integración de la web social también en las búsquedas para ofrecernos resultados más relevantes y en definitiva, una web más útil:

“Circles, se refiere a una idea potentísima: la de estratificar los grupos con los que compartir distintos mensajes, permitir crear distintos círculos de confianza, temas o posibilidades de protege,  también de forma diferenciada, nuestra privacidad, a imagen y semejanza de lo que resulta natural cuando nos relacionamos offline”.

La idea, solo en EEUU por ahora y en pruebas, es  la que véis en la imagen: obtener las recomendaciones adecuadas porque es nuestro círculo social el que las hace, en el momento adecuado (cuando buscamos determinada información) y en el formato de los resultados de búsqueda. Un botón al estilo de “me gusta” de Facebook iría dando prioridad a los resultados que marcan nuestras “conexiones sociales”:

plusone1

 

Para empezar nos dicen que creemos o actualicemos nuestro perfil en Google. Podemos usarlo para ver todo lo que marquemos con el botón +1 desde allí, así como borrar cosas que vayamos dejando de recomendar. Para verlo en nuestros resultados de búsqueda deberemos estar logueados en nuestra Cuenta de Google, eso sí, cuando se generalice desde EEUU.

Pronto, cumpliendo con lo que decíamos hace un tiempo cuando afirmábamos que “la búsqueda social debería hacerse en el Grafo global, de conocimiento y no exclusivamente social, como hacía Facebook”,  prometen incorporar el filtro de las conexiones en Twitter y otras de las que tengamos registradas en la sección “Social Circle and Content” (“contenido y círculo sociales”) del Google Dashboard.

Incluso leo que es posible que integre la preferencia por las fuentes registradas en Google reader, lo que podría dar mucho más sentido al movimiento y convertir la web en una “Red personal de información y aprendizaje” automática, masiva e independiente de más herramientas que el propio buscador y las redes sociales de intereses que utilicemos.

Leer el artículo en su fuente original